El Código Europeo contra el Cáncer es un documento emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en concreto por su agencia especializada en dicha enfermedad y con la participación de la Comisión Europea. El código establece maneras y estilos de vida saludables además de prevenir sobre posibles síntomas derivados del padecimiento del cáncer, con el fin de informar a los ciudadanos para que traten estas señales cuanto antes, con el tiempo suficiente para ser atajadas con éxito.

Desde Prevecancer queremos hablarte de este documento e informarte de su existencia, pues creemos que puede ser un aliado perfecto para todo aquel que esté interesado en la prevención de esta dolencia que a día de hoy afecta a millones de personas en todo el mundo. A continuación te explicamos los factores de riesgo y los síntomas relacionados con el cáncer; recuerda que en muchos casos está en nuestra mano evitarlo.

El Código Europeo recoge los principales factores de riesgo del cáncer

Son muchos los factores de riesgo que se pueden convertir en causa de canceres de cualquier tipo; algunos de ellos ni siquiera se conocen, pero por suerte de la mano de la ciencia y de la investigación podemos entender una gran cantidad de aspectos que pueden tener como consecuencia la aparición de tumores. Veamos algunos de los más importantes:

  • El tabaco es uno de los principales factores de riesgo; desde la OMS se aconseja no fumar, abandonar el hábito en caso de tenerlo y por supuesto, no poner en peligro la salud de los no fumadores que te rodean.
  • Evitar la obesidad a toda costa se antoja fundamental; numerosos estudios científicos certifican que existe relación entre ésta y la aparición de algunos tumores. Una alimentación correcta y la puesta en práctica de actividad física, entre otras cosas, son de gran ayuda para controlar el peso y evitar un descontrol en nuestro organismo que puede tener consecuencias nefastas para la salud.
  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas, ingiriendo al menos cinco raciones al día, es una de las mejores acciones preventivas que se pueden llevar a cabo para disminuir el riesgo de cáncer. Aproximadamente un 30% de las muertes causadas por cáncer están relacionadas con la alimentación, y concretamente estos productos ofrecen al organismo vitaminas y minerales fundamentales para la salud en general y para la prevención del cáncer concretamente. Asimismo, los cereales aportan fibra a la dieta, lo que reduce notablemente las posibilidades de padecer tumores en el tracto digestivo.
  • Moderar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que está demostrado que constituyen un importante factor de riesgo en individuos que consumen grandes cantidades o lo hacen de un modo prolongado en el tiempo.
  • Protegerse de la radiación solar e incluso evitarla en los momentos de mayor intensidad; niños, adolescentes e individuos tendentes a sufrir quemaduras como consecuencia de su exposición al sol han de ser especialmente cuidadosos a este respecto.
  • Someterse a pruebas de control preventivo de cara a la detección precoz de tumores, para facilitar el éxito de los tratamientos; en concreto se ha de llevar a cabo en mujeres a partir de los 25 años para prevenir el cáncer de cuello de útero y a partir de los 50 para un pronto diagnóstico del cáncer de mama. Asimismo se aconseja a dicha edad un control para tumores en el colon tanto en hombres como en mujeres.
  • Aplicar la legislación vigente dirigida a la prevención del cáncer, ya sea para evitar exposiciones a sustancias o elementos peligrosos o para promover acciones que lo eviten, como los programas de vacunación contra la hepatitis B, que está implicada en el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Signos y síntomas de alarma que acompañan a la enfermedad

Aunque no se trata de levantar alarmas ni precipitarse, existen ciertos síntomas que pueden estar relacionados con el cáncer, así que lo mejor será consultar con un médico y, o bien descartarlo en caso de tratarse de cualquier otra cuestión, o bien diagnosticarlo a tiempo y evitar males mayores. Por este motivo, el Código Europeo contra el Cáncer recomienda la asistencia a centros sanitarios siempre que se detecten bultos o nódulos, dolores persistentes en el cuerpo, manchas o lunares que cambien de forma, tamaño o color, o lesiones recientes en la piel que crecen. Además, señala también los casos de hemorragias anormales o de heridas o úlceras que no cicatricen, pérdidas de peso injustificadas, cambios en los hábitos urinarios o intestinales, así como toses y ronqueras persistentes.

Prevecancer

En Prevecancer deseamos poner a tu alcance toda la información posible acerca de esta enfermedad para que pueda serte de utilidad y servirte de ayuda, a la hora de averiguar cómo prevenir el cáncer o evitar sus factores de mayor riesgo. Formamos un equipo especializado en el tema y podemos asesorarte si lo deseas, tanto en el ámbito de la prevención como en el de la simple información.

Código Europeo contra el Cáncer
Valoras este contenido?