La espirulina (o spirulina) es un complemento dietético que se elabora a base de cianobacterias. Éstas son organismos antiguos, células procariotas que carecen de núcleo definido, así como otras estructuras celulares especializadas. Las cianobacterias pueden realizar la fotosíntesis, e incluso muchas de ellas son capaces de fijar nitrógeno atmosférico.

La espirulina es usada como complemente alimenticio, ya que aporta proteínas más digeribles que las procedentes de productos cárnicos. Contiene además vitaminas (A, B, E y H), minerales, ácidos nucleicos, ácidos grasos esenciales, clorofila, como hemos mencionado antes, y fitoquímicos. Debido a la presencia de clorofila, que le otorga la capacidad de realizar la fotosíntesis, y de ficocianina la espirulina es de color azul verdoso.

Actualmente la espirulina se usa a menudo como complemento dietético, pero su uso en alimentación no es nuevo. Hay evidencias que remotanel uso de la espirulina hasta la época azteca o pueblos de la zona del Lago Chad.

Los beneficios de la espirulina

En la última mitad de siglo XX la espirulina ha sido cada vez más usada en dietética, consumida en forma de tabletas o en polvo. Son tales sus beneficios que incluso la NASA la incluye en las dietas de los astronautas. Veamos cuáles son.

La espirulina es baja en grasa y, sin embargo, posee un alto contenido nutricional debido al aporte de proteínas, vitaminas, minerales (hierro y calcio), ácidos nucleicos…

La espirulina también es muy eficaz en el tratamiento de la anemia (gracias a su aporte de hierro y vitamina B12), la desmineralización y el cansancio. Da vitalidad y energía, ayudando a la par a desintoxicar el organismo. Además, tiene poder saciante, por lo que también es muy útil su uso en dietas de adelgazamiento. Asimismo, sus niveles de triptófano mejoran los estados de ánimo, la depresión y la ansiedad.

Está especialmente recomendada a mujeres embarazadas, niños, deportistas.

Preventivo del cáncer

Desde Prevecancer queremos destacar su papel en la prevención del cáncer. Gracias a su poder antioxidante evita el daño celular y ayuda en la prevención del cáncer. ¡Añádelo a tu dieta!

Cómo consumir la espirulina

Como hemos comentado anteriComo usar la espirulina en nuestras recetasormente, la espirulina se toma como complemento alimenticio ya sea en forma de tableta o en polvo, siendo común también habitual su consumo en forma de píldoras.

El polvo de espirulina se puede añadir en platos como el hummus, sobre el guacamole o en diferentes salsas. Una forma muy sencilla de incorporarla a nuestra dieta es añadirla en los batidos o zumos.

Empieza el día con un batido de espirulina

Batido de espirulina
Los batidos verdes son una forma genial para empezar de una forma saludable el día. De esta manera nos aseguramos de aportar minerales, vitaminas y proteínas desde el comienzo de la jornada. ¿Cómo prepararlo?

  • Partiremos de un zumo de naranja o agua como base para nuestro batido.

A continuación, iremos añadiendo:

  • Media cucharada sopera de espirulina en polvo
  • Una pieza de fruta de nuestra elección (manzana, plátana, fresa, etc)
  • Frutos secos en polvo (almendra, por ejemplo)
  • Espinacas crudas
  • Una cucharadita de aceite de sésamo
  • Unas gotitas de endulzante natural, como estevia

Para este tipo de recetas podemos partir de espirulina ecológica. Ésta proviene de sistemas de cultivo basados en el uso óptimo de los recursos naturales, es decir, no emplea productos químicos sintéticos. Los productos ecológicos mantienen la tierra fértil, y son cultivos sostenibes y respetuosos con el medio ambiente y con nuestro cuerpo.

Puedes encontrar espirulina ecológica en nuestra tienda Prevecancer, donde accederás a productos ecológicos con todas las garantías de calidad para el consumo.

Súmate al estilo de vida Prevecancer.

Por los tuyos, por ti.

 

Añade la espirulina a tu dieta
5 (100%) 1 vote