El día 21 de Junio se celebra a nivel Mundial el Día del Yoga. Como sabes, en Prevecancer insistimos siempre en lo importante que es hacer ejercicio y mantener una buena salud mental antes, durante y después de la enfermedad.

El yoga es la perfecta fórmula para eliminar el estrés y mantenerte en forma

El yoga proviene de la India, es una práctica física, mental y espiritual muy conocida y practicada. La palabra yoga proviene del sánscrito y se traduce como unidad, ya que simboliza la unión de cuerpo y mente.

Las personas que practdisfruta de los beneficios de practicar yogaican yoga alaban los numerosos beneficios que esta práctica les trae a sus vidas y el bienestar físico y mental, la unión con el alma espiritual.

La práctica regular del yoga ayuda a:

  • regular la frecuencia cardiaca
  • mejorar la presión diastólica y sistólica
  • disminuir el colesterol LDL (“malo”) y aumentar HDL (“bueno”)
  • regular el peso corporal

Estos beneficios se atribuyen a la reducción del estrés, lo que tiene efectos positivos sobre el metabolismo, el sistema endocrino y el control del nervio vago sobre el corazón.

En anteriores entradas del blog ya hemos hablado de sus efectos positivos, en especial para los pacientes con cáncer. Practicamente todos los pacientes con cáncer pueden practicar yoga. La fatiga referida al cáncer afecta al estado de cansancio persistente relacionado con la enfermedad, así como con su tratamiento. Este cansancio afecta al estado psicológico de los enfermos y se suele recomendar hacer ejercicio con el fin de mantenerse fuertes física y emocionalmente.

Escoge tu tipo de yoga

En la actualidad se practican varias formas de Yoga y su popularidad crece en todo el mundo.

Es importante conocer los distintos tipos de yoga para saber cuál es el que mejor se puede adaptar a nuestras necesidades. Según las variaciones de esta disciplina podremos escoger en dependencia de nuestras necesidades y gustos.

El objetivo del yoga es estimular y levantar la energía a través de la espina dorsal. A través de ejercicios, técnicas de respiración y meditación esta energía, conocida como kundalini, se estimula y sube por la espina dorsal.

tipos-yoga

Astanga yoga:

Es uno de los más duros y está indicado para personas que están en buena forma física y poseen elasticidad y resistencia. Es muy beneficioso para eliminar el estrés y aprender autocontrol.

Yvengar yoga:

Está indicado para todos los niveles. Usa cintas y bloques que permiten adquirir una buena posición. Atiende a la posición y postura corporal, siendo uno de los más precisos, y requiere de gran concentración.

Hatha yoga:

También es asequible para todos los niveles. Se distingue porque es una práctica moderada. Aunque se realiza trabajo físico, se presta especial atención a la salud mental y se concentra en las posturas corporales preventivas, terapéuticas y para la rehabilitazción de lesiones.

Kundalini yoga:

El tipo de posturas que se realizan son sencillas y los movimientos son lentos. Se trabaja a nivel físico y mental, ya que es necesaria una gran relajación. Es ideal para personas tranquilas o aquellas que quieren aprender a reducir sus niveles de estrés y el ritmo de su vida.

Kripalu yoga:

Es una práctica moderada para todos los niveles.

Jivamukti y Vinyasa Yoga:

Son prácticas vigorosas que requieren de gran sincronicidad y dan importancia a la respiración.

Es importante informarse bien antes de comenzar a realizar yoga, ya que podemos elegir un tipo que no case con nuestras necesidades y pensemos en abandonar. ¡Hay un tipo de yoga para cada necesidad! Escoge el tuyo y súmate al estilo de vida Prevecancer.

Por los tuyos, por ti.

Día Internacional del yoga
Valoras este contenido?