El 8 de mayo de 2013 se celebró el primer día mundial del Cáncer de Ovario.

Desde entonces varias asociaciones y plataformas nos hacemos eco de este día, para tratar de luchar contra este cáncer silencioso.

 

El cáncer de ovario es el cáncer ginecológico más grave, no porque no tenga buenas tasas de supervivencia en las primeras fases, si no, porque no muestra sus síntomas, o los enmascara con otros que no achacamos a un cáncer de ovarios, ocultándose hasta fases tardías.

Por eso es tan importante la celebración de este día, por eso es tan importante la concienciación.

 

Actualmente no hay un programa de cribado ni de detección precoz de este cáncer, como los hay de mama, colorrectal o de pulmón.

 

Desde Prevecancer queremos mostraros los síntomas, y sobre todo, hacer hincapié en la PREVENCIÓN y en el diagnóstico Temprano.

Los síntomas que pueden experimentar las mujeres con cáncer de ovarios son muy similares a síntomas de trastornos gastrointestinales, como

 

Hinchazón abdominal ( distensión abdominal persistente)

Sentirse llena rápidamente en las comidas

Dolor abdominal o pélvico

Necesidad de orinar de manera más frecuente o con mayor urgencia

 

Es la frecuencia con la que se manifiestan y la combinación de varios síntomas, los que pueden alertar a los expertos sobre este tipo de cáncer.

También se pueden dar otros síntomas como sangrado vaginal anormal, variaciones en el peso sin justificación o cambios en los hábitos intestinales.

 

Una mujer, mayor de 40 – 45 años que experimente más de un síntoma de manera continua durante un periodo de unas tres semanas, debería consultarlo con su médico.

cancer-ovario-deteccion

Es más,  las mujeres a partir de los 45 años, sobre todo entre los 45 y los 65 (la mitad de todos los cánceres de ovario se da en mujeres de 63 años o más), deberían realizarse, de manera anual, un EXÁMEN PÉLVICO COMPLETO, una ECOGRAFÍA TRASVAGINAL y un ANÁLISIS DE SANGRE para medir el marcador tumoral CA-125, para lograr ese diagnóstico temprano, tan importante en esta enfermedad.

 

Como ya hemos comentado, estos síntomas son bastante inespecíficos, por lo que, además de esa prevención ginecológica, debemos ser muy conscientes de los factores de riesgo, para así, tratar de evitarlos.

 

 FACTORES GENÉTICOS. Como en la mayoría de los tipos de cáncer, el factor genético es responsable de entre un 5 y un 10 % de los cánceres de ovario.

Las mujeres que tengan antecedentes familiares de cáncer de mama o de ovario, o antecedentes personales de cáncer de mama, deben estar atentas a los síntomas y sobre todo, llevar una vida saludable.

 

La ALIMENTACIÓN es uno de los puntos clave en la prevención.

 

Un estudio en el que un grupo de mujeres siguió una dieta baja en grasa, durante 4 años, mostró un menor riesgo de cáncer de ovario.

Prevecancer os aconseja limitar el consumo de cáncer rojas y procesadas y el consumo de, como mínimo, 400 gr. diarios de frutas y verduras. Además de prevenir el cáncer, prevenimos también la obesidad, diabetes , cardiopatías, y conseguimos un aporte óptimo de vitaminas y minerales.

 

El SEDENTARISMO y la OBESIDAD, tan relacionados son la alimentación, y entre sí, son otros dos factores de riesgo de todos los tipos de cáncer.

Una vida activa reduce el riesgo de padecer cáncer.

Hace años se creía que el tejido graso sólo era un almacén de calorías, pero actualmente sabemos que es un tejido activo, y que produce, entre otras cosas, hormonas capaces de estimular la formación y crecimiento de cáncer de ovario.

En pacientes ya tratados, el mantenimiento de la actividad física reduce el riesgo de recurrencias y de mortalidad.

 

OTROS factores de riesgo, incluyen los tratamientos de fertilidad y las terapias de sustitución hormonal después de la menopausia, aunque el riesgo parece ser mayor en mujeres que sólo reciben estrógeno sin progesterona.

Es importante evaluar los pros y los contras de este tipo de tratamientos.

 

Todo el equipo de Prevecancer quiere brindar el apoyo y el ánimo que tanto necesitan las pacientes, como sus familiares.

Los avances quirúrgicos y las nuevas terapias, están consiguiendo mejorar mucho el pronóstico de este cáncer.

 

Luchemos con nuestras armas, la Prevención, la alimentación, el ejercicio, el control del estrés, para que ese pronóstico, sea aún mejor.

 

Ánimo luchadoras!

Día Mundial del Cáncer de Ovario
Valoras este contenido?