El 25 de mayo se celebra el Día Mundial del Melanoma. Durante esta jornada se intenta informar, promover su prevención y diagnóstico temprano y, sobre todo, CREAR CONCIENCIA.

El melanoma es un cáncer de piel que comienza en los melanocitos, las células responsables de producir melanina, el pigmento que da color a la piel y al cabello.

 

El melanoma ha aumentado su frecuencia en los países desarrollados desde los años 50, con un importante ascenso especialmente desde los años 90. Este aumento se ha relacionado con la exposición al sol por motivos meramente estéticos y se presenta de forma más frecuente en mujeres (alrededor de un 2,7 %) que en hombres (1,5 %). Este tipo de cáncer de piel puede aparecer a cualquier edad pero cada vez se diagnostica en pacientes más jóvenes, registrándose el 81 % de los casos en los países desarrollados.

 

El capital solar es el número de horas a los que una persona puede exponer su piel a los rayos UV a lo largo de su vida. Una vez consumido comienzan a aparecer los problemas de piel. ¿Cómo se traduce este dato? Nuestra dermis tiene memoria y según los especialistas las personas que han sufrido más de tres quemaduras solares, con ampollas, en la misma zona del cuerpo tienen más riesgo de padecer cáncer de piel.

 

En Europa el melanoma tiene una mayor frecuencia en mujeres, al contrario que en el resto del mundo, y se diagnostica más frecuentemente en el norte y oeste. Sin embargo, el porcentaje de personas afectadas en el sur y este del continente va en aumento en la actualidad.

En España se diagnostican unos 3.600 casos anuales, suponiendo el 1,5 % de los cánceres de piel. La mayor incidencia del melanoma en nuestro país se encuentra en Menorca, Ibiza y en la isla de La Palma,  zonas que destacan por su turismo residencial, pero también en Ferrol, el norte de Guipuzcoa y Navarra, Madrid, Barcelona y Zaragoza.

Necesitamos prevenir y mirar por nuestra piel.

El objetivo de esta campaña es concienciar a la sociedad sobre los factores de riesgo, las formas de prevenir la enfermedad y de reconocer los síntomas para realizar una diagnostico precoz.

Bien es cierto que el melanoma representa tan sólo el 2% de los cánceres de piel diagnosticados en España. Sin embargo, su tasa de mortalidad es muy elevada debido a la alta probabilidad de propagación a otras partes del cuerpo si su diagnóstico es tardío.
Aunque cualquiera podemos vernos afectados, algunas personas son más proclives a desarrollar melanoma debido a ciertos factores de riesgo como son la piel y ojos claros y el cabello rubio o pelirrojo. En personas de raza negra el melanoma suele aparecer en las mucosas y ojos, plantas de los pies y palmas de las manos, esto indica que la pigmentación de la piel es importante en la protección frente al melanoma.

¿Cómo prevenir el melanoma?

Hasta el 70% de los melanomas pueden ser identificados por los pacientes pudiendo ser así tratados más rápidamente. Es muy importante el diagnóstico precoz, por lo que la autoexploración se ha convertido en la principal forma de identificación.

El autodiagnóstico pasa por el control de la aparición de nuevas manchas o lunares, así como el cambio en la forma o color de los ya existentes.

¿Cómo protegernos del melanoma?

El daño en el ADN de los melanocitos se acumula a lo largo del tiempo como resultado de factores ambientales como la radiación UV.

 

La excesiva exposición a las radiaciones UV del Sol y camas bronceadoras juega un importante papel en el desarrollo del melanoma. El uso de lámparas o camas bronceadoras expone a los rayos UV unas 5 veces más que los rayos UV solares aumentando significativamente el riesgo a desarrollar melanoma. Los expertos estiman que el 90% de los melanomas están asociados con la exposición a los rayos UV y quemaduras.

¡Reducir el riesgo está en nuestras manos! Es muy importante la adecuada protección de nuestra piel. 

¿Qué podemos hacer? El uso de cremas solares con factor protector +30 o superior es vital durante todo el año, así como proteger nuestra cabeza con sombreros, el uso de gafas de sol y evitar la exposición al sol entre las 11 am y 4 pm, cuando el nivel de las radiaciones UV es más agresivo.

¿Cómo elegir el índice de protección solar adecuado?

El índice de protección para una correcta defensa de la piel debe ser +30 o superior y deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol. Es importante también reincidir en su aplicación con frecuencia, ya que el agua y el sudor los eliminan.

Pero… ¿qué quiere decir este número? El índice de protección solar indica cuanto tiempo se ve aumentada la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse, es decir, el tiempo en el que permanecemos protegidos. Un factor de protección +30 nos protege durante 30 minutos de los rayos UV del sol como si sólo hubiéramos estado expuestos 1 minuto.

En nuestra tienda puedes encontrar las cremas solares que necesitas para cuidar tu piel.

 

En la sección  Defiende tu piel de la Web, os contamos cómo disfrutar del sol estando bien protegidos.

Súmate al estilo de vida Prevecancer.

Por los tuyos, por ti.

Protege tu piel del melanoma
Valoras este contenido?