¿Qué son los Disruptores Endocrinos?

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas que simulan la acción de ciertas hormonas, mensajeros químicos de nuestro cuerpo. Desencadenan cambios en el correcto funcionamiento del organismo, que pueden llegar a observarse como alteraciones en distintos sistemas, como el reproductor y  endocrino e, incluso, llegar a producir enfermedades como el cáncer.

Entre ellos están los ftalatos, empleados en la industria como ablandadores de plásticos; las benzofenonas, que se encuentran en los filtros ultravioletas de las cremas solares; los parabenos, usados para retrasar la caducidad de productos cosméticos como los champús; el bisfenol A (BPA) presente en plásticos (policarbonato y resinas epoxi)…

Se trata de una contaminación invisible, que sufrimos  de manera involuntaria. ¡Están por todas partes! ¿Dónde? En los Alimentos, Productos de higiene personal, Productos de limpieza, insecticidas, decoración, ambientadores…

¿Quieres estar prevenido?

“Los productos químicos están cada vez más presentes en la vida moderna y apoyan muchas economías nacionales, pero la gestión no racional de los productos químicos desafía a consecución de los objetivos clave de desarrollo y el desarrollo sostenible para todos”, dijo el Subsecretario General y Director Ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

 

¿Qué particularidades hacen de los disruptores endocrinos un grave peligro?

Una de las mayores dificultades de las investigaciones toxicológicas sobre los disruptores endocrinos en la actualidad es que, muchas veces, las consecuencias se notan a largo plazo y tras un contacto prolongado, por lo que resulta difícil establecer científicamente una relación entre el compuesto y su reacción.

Un cóctel de culpables

Lo mismo ocurre cuando esta se produce por la combinación de varias sustancias, lo que se conoce como efecto “cóctel”. Nadie está expuesto a un solo alterador endocrino a la vez; al contrario, estamos expuestos a mezclas. Las evaluaciones de riesgo no tienen en cuenta los efectos aditivos y sinérgicos de las combinaciones de disruptores endocrinos a los que, a diario, quedamos expuestos.

“Experimentos de laboratorio con disruptores endocrino mostraron cómo el potencial estrogénico del estradiol, DDT y bisfenol A  se sumaba cuando se mezclaban.”

Cuando hablamos de sustancias capaces de actuar como disruptores endocrinos, no hay concentración mínima segura. Incluso las dosis más pequeñas han demostrado producir consecuencias indeseables para la salud.

Por otra parte, y debido a sus mecanismos de acción, el momento de exposición a los alteradores endocrinos es crucial. La acción hormonal depende de cada momento por separado, variando los efectos según la edad y el sexo. exposicion

¿Qué evidencias científicas hacen que nos tengamos que preocupar por los Disruptores Endocrinos?

En primer lugar, la alta incidencia y tendencia creciente de trastornos endocrinos como:

paraguas-verdeAfecciones del sistema reproductor, tanto masculino, malformaciones, no descenso testicular y reducción de la calidad del semen; como femenino, pubertad precoz, abortos espontáneos, ovarios poliquísticos, partos prematuros, bebés de bajo peso al nacer…

paraguas-verdeCasos de cánceres hormono-dependientes: mama, próstata, testículos y tiroides.

paraguas-verdeIncidencia de daños en el sistema neurológico: déficit de atención, reducción del coeficiente intelectual.

paraguas-verdeEnfermedades metabólicas: obesidad y diabetes.efectos

Cada día son investigadas más y más sustancias químicas, que causan, o son sospechosas de producir, alteraciones en la regulación hormonal. Por todas estas razones, el año pasado, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicaban un nuevo informe con el fin de concienciar sobre las repercusiones de estos perturbadores endocrinos.  Se identificaron más de 800 compuestos. Una de sus principales conclusiones fue que estos compuestos químicos son una “amenaza global” de la que hay que estar pendiente.

“Necesitamos urgentemente más investigación para obtener una imagen más completa de los efectos sobre la salud y el medio ambiente de los disruptores endocrinos”, ha afirmado la directora de la OMS para la Salud Pública y Medio Ambiente, la doctora María Neira.

Aunque se están tomando medidas a nivel nacional e internacional, sigue siendo necesaria una mayor sensibilización por parte de la sociedad y una estricta reglamentación de la producción y empleo de dichas sustancias por parte de los poderes públicos.

Nuestra exposición cotidiana a estas sustancias – en alimentos, cosméticos, hogares, lugares de trabajo, escuelas y hospitales, para nombrar sólo algunas vías–, debe detenerse para proteger la salud de las generaciones presentes y futuras.

Apuesta por una Cosmética Ecológica libre de estos compuestos y limpia tu hogar sin tóxicos. #SúmateAlEstiloDeVidaPrevecancer

disruptoresface

Disruptores Endocrinos
Valoras este contenido?