¡Préstale atención al etiquetado!

El etiquetado, mucho más importante de lo que puede parecer. La Ley obliga a que los alimentos lleven un etiquetado correcto para informar a los consumidores de todas sus características. Sin embargo, hay ocasiones en las que los productores manipulan la verdad y, sin mentir, nos ofrecen productos que generan dudas o confusión.

Dedicar unos minutos a leer las etiquetas de los productos que vamos a comprar nos aporta una valiosa información a la hora de realizar la compra. Hay que estar bien informado para llevar una dieta adecuada y, por tanto, ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación.

¿ Qué es lo que debe aparecer en el etiquetado de un producto?

De forma general, en el etiquetado de cualquier producto alimenticio debe aparecer: Nombre, Ingredientes, Grado alcohólico, Peso neto, Caducidad, Lote y Lugar de procedencia.

Todos los productos cumplen la legalidad en este aspecto, el problema es que nos sigue faltando información.

El nombre del producto puede conducir a error, vendiéndonos propiedades inexistentes en la mayoría de los casos. Al no ser obligatorio especificar el porcentaje de cada ingrediente, (Sólo obligatorio en el caso de los productos enriquecidos en un ingrediente particular) no sabemos la cantidad de aditivos, azúcares añadidos, sal… que vamos a ingerir.

Además de leer la información regulada por ley es necesario que busquemos la tabla de información nutricional y observar sus diferentes componentes: las calorías,  los contenidos de azúcares, grasas, sal..

AZÚCAR POR TODAS PARTES

Sin-título-5

“Yo sólo tomo azúcar en el café” ¿Estás seguro? El azúcar está en todo lo que nos rodea aunque a veces no nos demos cuenta. El kétchup, el pan de molde, los aliños comerciales, los refrescos… todo está lleno de azúcar. La Organización de Consumidores y Usuarios así lo demuestra en este gráfico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los adultos con un índice de masa corporal normal reducir el consumo de azúcar al 5% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale a unos 25 gramos (aproximadamente una cucharada sopera) al día.

¿Sabías que una lata de refresco edulcorado con azúcar puede contener hasta 40 gramos?

DULCE O SALADO, SAL POR DOQUIER

Según la OMS, la ingesta máxima debe ser de 5 gramos diarios de sal, lo que corresponde a dos gramos de sodio (la sal de mesa está compuesta por sodio y cloro).

Superar esta cantidad es relativamente fácil con el modelo de alimentación actual, ya que no sólo ingerimos la sal que empleamos al cocinar, sino que los alimentos, y en especial los procesados, ya la contienen.

Un 80% del consumo total de sal proviene de los alimentos, siendo el 72% procedente de alimentos transformados.

Desde Prevecancer te animamos a evitar el consumo de sal de mesa y a reducir también el consumo de alimentos conservados en sal o vinagre, o los ahumados.

¿Qué significan los números E que aparecen en los ingredientes?

E-330, E-300, E-955, etc son aditivos alimentarios, sustancias que se añaden a los alimentos durante su elaboración no por su valor nutricional, sino con el fin de facilitar su conservación, mejorar su apariencia, su sabor, su color…

aditivos copia1

Aunque no todos los aditivos son malos o perjudiciales puesto que pueden ser, incluso, de origen natural. Si es cierto que hay aditivos alimenticios, como el E-102 Tartrazina, ante los que tenemos que tener especial cuidado.

La Tartrazina (E-102), colorante alimentario de la familia de los azólicos, es un colorante permitido en España aunque prohibido en los países nórdicos. Muchos colorantes azoicos han demostrado ser cancerígenos.

Las cantidades de aditivos presentes en los alimentos son particularmente pequeñas, ¿Por qué entrañan un riesgo entonces? Porque desconocemos las cantidades que ingerimos a diario, pudiendo superar los límites considerados “inocuos”. Aparecen en la gran mayoría de los alimentos que consumimos, ¡presta atención a cualquier etiqueta!

Todos estos aditivos, colorantes, conservantes… están prohibidos en los alimentos orgánicos certificados. Desde Prevecancer os animamos a intentar evitarlos y optar por una alternativa saludable, sin embargo, somos conscientes de que no todos se pueden eliminar.

¿Qué secretos se esconden bajo las etiquetas? Prevecancer te da las claves para descifrarlas.

Puesto que el etiquetado de los alimentos no es todo lo transparente que debería ser, conviene estar alerta para no caer en los mensajes engañosos del etiquetado.

¡Presta mucha atención!

El TAMAÑO DE LA PORCIÓN no siempre corresponde al producto entero. Si en una bolsa de patatas fritas, las calorías están expresadas para una ración de 30g, pueden parecer un producto sano y con pocas calorías.

  • PREVECONSEJO: Comprueba cómo aparece la información nutricional, si por 100 gr o por raciones o porciones. Revisa también el tamaño de las porciones o raciones y compáralo con lo que tu realmente vas a comer.

SIN AZUCAR AÑADIDO, no quiere decir que no lo contenga. SIN AZÚCAR en productos dulces, implica que el azúcar ha sido, habitualmente sustituido por un coctel de edulcorantes químicos.

NO CONTIENE COLESTEROL en etiquetas de aceites. Ningún aceite contiene colesterol, su origen es vegetal, y el colesterol es de origen animal.

  • PREVECONSEJO: NO te dejes engañar, probablemente ese producto esconda componentes peores que el colesterol.

NO CONTIENE GRASAS TRANS y sí ACEITE VEGETAL HIDROGENADO: son sinónimos.

  • PREVECONSEJO: Las grasas trans, son grasas que han sido hidrogenadas, o parcialmente hidrogenadas. De esta manera, los aceites líquidos se solidifican ( margarinas), y los ácido grasos insaturados, pasan a ser saturados. Se emplean en la industria por su bajo coste, y porque se conservan durante más tiempo sin enranciarse.

LIGHT y DIET no son siempre lo que nos gustaría que fueran. DIET implica la modificación de la composición del producto, por ejemplo a una menor  cantidad de sal, lo cual no tiene porque significar que sea bajo en calorías. Y LIGHT quiere decir que tiene un 30% menos de calorías que el producto original o bien el 50% menos de grasa, esto no implica que no siga siendo hipercalórico.

  • PREVECONSEJO: Comprueba las calorías vas a comer comparándolo con el total de calorías diariamente recomendadas.

ORIGEN O PROCEDENCIA pueden indicar el lugar de envasado y no el de fabricación.

  • PREVECONSEJO: Ten mucho cuidado y no pases por alto información que es clave para tu bolsillo y, sobre todo, para tu salud.

La prevención empieza con la información.

Etiquetado: Aprendiendo a descrifrarlo
Valoras este contenido?