Los frutos rojos, un gran aliado contra el cáncer.

Bajos en azúcares y con un valor nutricional inigualable, arándanos, frambuesas, fresas, cerezas o moras reúnen una de las mayores concentraciones de antioxidantes de la naturaleza.
Numerosos estudios demuestran que su consumo está directamente relacionado con una reducción del riesgo de padecer diversos tipos de cánceres. Su combinación de proteínas, hidratos de carbono y grasas es muy equilibrada, pero su verdadero poder anti-cáncer radica en su rico contenido en fitoquímicos.
Recuerda que, como te contamos en Arcoíris Prevecancer, los fitoquímicos son una familia de sustancias producidas por las plantas, que les otorgan sabor y aroma y que actúan como verdaderas medicinas naturales. Entre ellos encontramos polifenoles como: flavonoides, protoantocianidinas, elagitaninos, galotaninos, ácidos fenolicos; lignanos y terpenos.
arandanos
A diferencia de otras medidas anticancerígenas, su acción no solo se limita a un único mecanismo. Por un lado, frenan, reducen y reparan el daño causado por el estrés oxidativo; por otro, disminuyen las vías de acción del cáncer: inflamación, angiogénesis y proliferación tumoral.
Aunque exista una gran variedad de frutos rojos que se consumen en todo el mundo, nos centraremos en los consumidos habitualmente en España: fresas, frambuesas, cerezas y arándanos.

¿Qué secreto esconden los frutos rojos? Cada especie tiene sus propias características.

Las frutas como las fresas y las frambuesas presentan una alta concentración de polifenoles, entre ellos el ácido ELÁGICO. Los elagitaninos han demostrado tener, in vitro e in vivo, efectos preventivos y terapéuticos potentes frente a varios tipos de cáncer, incluyendo los de colon, mama, próstata, pie y esófago, así como frente al sarcoma osteogénico. Está demostrado que dificultan el crecimiento tumoral al mismo tiempo que promueven la eliminación de células cancerosas. Frambuesas
Además, su acción no se limita a este único mecanismo. Su poder antioxidante protege también frente a los radicales libres y agentes carcinógenos. Por último, tienen un claro efecto antiinflamatorio demostrado in vivo. Un ambiente antiinflamatorio dificulta el desarrollo de células cancerosas.

Un estudio de la Universidad estatal de Ohio (EEUU) publicado en 2013 ha comprobado la actividad quimiopreventiva de las frambuesas negras, citada anteriormente en la literatura científica, y ha mostrado por primera vez que las fresas pueden inhibir la formación de tumores en un modelo animal de cáncer oral.

fresas

 

Los arándanos, por su parte, son ricos en antocianidinas y proantocianidinas de tipo A. Estos compuestos polifenólicos antioxidantes se lo ponen un poco más difícil al cáncer, ya que promueven la eliminación de células cancerosas.
Saborear frutos rojos en su temporada natural es un auténtico placer para los sentidos y la mejor manera de beneficiarse de su acción depurativa y antioxidante.
Otro fruto rojo anticancerígeno son las cerezas, que ayudan a eliminar del organismo sustancias químicas del medio ambiente gracias al ácido GLUCÁRICO.

Resultados obtenidos a finales del pasado año demuestran los beneficios de los arándanos frente al Cáncer de Mama Triple Negativo. El estudio sugiere que los arándanos mediante mecanismos antiinflamatorios, reducen el crecimiento tumoral y la metástasis relacionados con este tipo de cáncer.

¿Sabes cómo incorporar los frutos rojos a tu día a día?

Mézclalos con los cereales del desayuno. Disfruta de riquísimas mermeladas. En macedonia o en zumo. Disfruta de todos los beneficios de los frutos rojos de la manera más refrescante, sencilla y saludable.
Además los frutos rojos resultan sabrosos y llamativos para los pequeños. Enséñales desde niños a llevar una vida Prevecancer. #SúmateAlEstiloDeVidaPrevecancerYFdIoUsRJCAehcoUnQaS_Straw (1)

“Que la medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina”. (Hipócrates).

Frutos rojos frente al cáncer
5 (100%) 1 vote