La ley aprobada en Inglaterra pasó a ser efectiva a finales del año de 2015 en Inglaterra, siguiendo el camino marcado por Gales en 2014.

Desde Prevecancer queremos celebrar este nuevo paso en la protección de la salud de los más pequeños. La nueva ley antitabaco aprobada por el Parlamento Británico trata de proteger a los menores de los efectos del llamado humo de segunda mano.

La salud de la población infantil es una de las más vulnerables de forma pasiva, ya que no existe ningún nivel de exposición al humo del tabaco que sea considerado seguro. Según los expertos, el humo de segunda mano puede incrementar el riesgo de padecer problemas respiratorios como asma o bronquitis, infecciones de oído, meningitis o muerte súbita en la población infantil.

El humo de segunda mano es el humo de tabaco en el ambiente procedente de los cigarrillos encendidos o exhalados por un fumador. Este humo contiene sustancias químicas nocivas, algunas de las cuales son causantes del cáncer de pulmón. Cada vez que los niños inhalan el humo de segunda mano, se ven expuestos a estas sustancias.

 

La nueva ley antitabaco a la que se ha sumado Inglaterra, siguiendo la estela de Gales y a la que es posible que muy pronto se una Escocia, trata de proteger a niños y adolescentes del humo del tabaco. La ley, que es similar a la existente en otros países como Chipre, Australia o algunos estados de Canadá y EEUU, tiene el fin de proteger a los niños de la exposición involuntaria al humo del tabaco en espacios cerrados. Hay que tener en cuenta que el humo permanece en el aire hasta dos horas y media después de fumar, incluso después de abrir una ventana, lo cual se aplica también a lugares pequeños, como un coche, donde puede ser hasta once veces más nocivo que en un bar.

El término humo de tercera mano comienza a cobrar importancia en la actualidad. Éste hace referencia a los restos de las sustancias nocivas del tabaco que subsisten en las superficies de los objetos después de que el humo de segunda mano se haya disipado. El humo de tercera mano puede quedarse en las paredes de un bar, en la tapicería de los asientos de un automóvil o en una casa, e incluso en el cabello de un niño después de que un alguien haya fumado cerca de él.

La función de la policía durante los tres primeros meses tras la entrada en vigor de la ley ha sido informar a los conductores y acompañantes, tratando de habituar a la población a esta nueva norma. “El fin de esta ley no es castigar”, señala el Departamento de Salud Británico, “sino concienciar y prevenir contra el tabaco”, un objetivo a largo plazo que tiene como fin la disminución de la población fumadora.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aplaudido esta nueva ley contra el tabaco, considerándola un paso más en la lucha contra el tabaquismo o deshabituación tabáquica.La propia OMS recomienda a sus estados miembros seguir el ejemplo de estos países, protegiendo de esta manera a los niños contra el humo del tabaco en los coches.

 

La ley inglesa aprobada en el Parlamento por amplia mayoría (342 votos a favor frente a 74 en contra) tiene como principales puntos:

  • La prohibición de fumar a conductor y copiloto, así como al resto de ocupantes, en presencia de menores de 18 años en los coches.
  • Multas de 50 libras en caso de infracción, tanto para el fumador como para el conductor del coche.
  • Los conductores jóvenes de 17 años, que en Inglaterra y Gales pueden obtener el carné de conducir, están exentos de la prohibición.
  • La ley se aplica tantos a los coches en movimiento como a los estacionados en lugares públicos.
  • La ley no impide el uso de los cigarrillos electrónicos.

Muchos son los que creen que el consumo de tabaco en presencia de menores será difícil de controlar por la policía. Lo mismo se pensó tras la aprobación en España de la ley antitabaco en 2011, la cual prohíbe fumar en lugares colectivos públicos que no estén al aire libre. El hecho innegable es que esta ley cambió la actitud y el comportamiento de la población.

 

El propósito de este tipo de leyes es la protección, pero hay una gran ambición detrás: convertir el fumar en un acto socialmente inaceptable.

 

En Prevecancer pensamos que cuando se habla de tabaquismo el objetivo siempre es la deshabituación tabáquica, incluyendo también los cigarrillos electrónicos, y os animamos a emprender el camino de dejar de fumar.

¿Necesitas más razones para abandonarlo? En Prevecancer te acompañamos en este reto. Si ya estás decidido, si estás listo, visita nuestro Blog#TuPuedesConseguirlo

Súmate al estilo de vida Prevecancer.

Por los tuyos, por ti.

Inglaterra prohíbe fumar en el coche en presencia de menores
Valoras este contenido?