Los plásticos, poniendo en duda su transparencia

Vivimos en la era de los plásticos.  ¡Están por todas partes!  A pesar de su aspecto inocente, pueden contener y liberar sustancias tóxicas.

A lo largo de estas semanas los medios se han hecho eco de varias noticias en torno a los plásticos, en concreto a cerca del Bisfenol A.

El Bisfenol A, un producto químico utilizado para la fabricación de plásticos y resinas epoxi, está presente en una gran variedad de productos de consumo habitual, en particular  botellas de plástico, latas de alimentos. En las latas aparece en forma de una “película” blanca, que recubre el interior para evitar que el plomo o el estaño de las soldaduras se disuelvan y entren en contacto con el alimento. El problema radica en que, al calentar los recipientes fabricados con dicho compuesto, o, incluso, al estar almacenados durante largos periodos de tiempo, parte de este Bisfenol A pasa a nuestra comida.

TITULARESdef

¿Entonces qué? ¿Es peligroso el Bisfenol A?

El pasado día 21 un comunicado de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE) afirmaba que no tenemos que preocuparnos por este compuesto. Sin embargo, el informe de la EFSA menciona varias “incertidumbres” que asegura que tendrán que estudiarse mejor en el futuro.  Además, la ingesta diaria recomendada (IDA) de este compuesto ha sido reducida de 50 a 4 microgramos por kilo de masa corporal.

Aunque la EFSA avala su utilización, los estudios científicos realizados en los últimos 20 años lo desaconsejan. La verdad es que pocas sustancias han sido tan estudiadas por sus posibles efectos sobre la salud, en particular en casos de exposición a edades tempranas o durante el embarazo. Estos estudios han demostrado que el Bisfenol A, también denominado BPA, es un disruptor endocrino, un producto químico que simula la acción de ciertas hormonas y que puede llegar a desencadenar cambios en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, alterando el sistema reproductor y el endocrino e, incluso,  provocando enfermedades como el cáncer.

Así pues, no es de extrañar que las autoridades canadienses lo calificaran en 2008 como una sustancia tóxica o que en 2009 más de 20 estados de EEUU presentaran proyectos de ley que limitaban la exposición de los niños al BPA. En el mismo sentido, Dinamarca y Alemania restringían su uso en productos infantiles. En 2011, la propia Unión Europea prohibía la venta de biberones que llevasen BPA, idéntica medida a la adoptada por Argentina al año siguiente. Por último, las autoridades francesas decidían taxativamente en 2013 la eliminación del Bisfenol A en cualquier material que estuviera en contacto con los alimentos.

¿No os parecen suficientes evidencias para mantenernos alejados del Bisfenol A?

#SúmateAlEstiloDeVidaPrevencancer siguiendo estos sencillos pasos:

paraguas-verdeALÉJALOS alimentos calientesde los plásticos. Si necesitas calentar algo al microondas apuesta por el VIDRIO.

paraguas-verdeVUELVE a los envoltoriostradicionales y utiliza bolsas de papel para los bocadillos. El papel film, es muy inestable, no lo uses para cubrir tus platos al meterlos al microondas, ni para envolver comida húmeda.

paraguas-verdeEVITAlas botellas de plástico. No debemos almacenarlas durante largos periodos, ni reutilizarlas, ni calentarlas. Nunca podemos saber el tiempo que lleva almacenada una botella que compramos en un supermercado.

paraguas-verdeNO OLVIDES que los niños son más sensibles a estos tóxicos; evitando su uso también les protegemos a ellos.

paraguas-verdeATENCIÓNa los números. El código numérico que aparece en todos los plásticos, nos da la información necesaria para determinar si es un plástico considerado seguro o no.

semaforodef

El bisfenol A o los ftalatos, ya han merecido la toma de algunas decisiones oficiales y titulares en la prensa. Sin embargo, la cantidad de sustancias preocupantes que pueden estar contenidas en los plásticos es enorme.

Un informe de la Agencia de Protección Ambiental de Dinamarca ha desvelado a principios de año que en los productos plásticos se utilizan al menos 132 sustancias o grupos de sustancias problemática.

Aun nos queda mucho por investigar.

Plásticos… poniendo en duda su transparencia
Valoras este contenido?