Haz deporte, ponte las zapatillas y sal a la calle.

“Caminar es la mejor medicina del hombre” .- Hipócrates

Antiguamente caminar era nuestro principal medio de transporte. Con la aparición de los coches, los ascensores, las escaleras mecánicas y los trabajos delante del ordenador, caminar ha pasado a ser simplemente una opción, una decisión consciente y voluntaria.

La actividad física, junto a una alimentación equilibrada, es la principal fuente para sentirse sano, optimista y lleno de energía.

Beneficios

Caminar sirve para mucho más que para quemar calorías.  Las caminatas:

Reducen los triglicéridos y la presión arterial, fortaleciendo tu corazón.

Pueden disminuir el riesgo de desarrollar determinadas enfermedades coronarias, la diabetes tipo 2, el asma y algunos tipos de cáncer (de mama y de colon).

Tranquilizan cuerpo y mejoran el estado de ánimo. Caminar libera endorfinas (hormonas de la felicidad). ¡Caminar te hace feliz!

Caminar es un ejercicio suave, fácil, gratuito y adecuado para todas las edades.

Los niños que van caminando al colegio tiene menos sobrepeso.unsplash_526360a842e20_1

En adultos, una caminata, a paso ligero, de unos 30 minutos diariamente, alivia las contracturas musculares, liberándote de dolores de cabeza y cuello, mejora la circulación y estabiliza la presión arterial. Si quieres afrontar el día con más fuerza camina a primera hora de la mañana, antes de ir a trabajar, si por el contrario lo que quieres es reducir el estrés, pasea al final de tu jornada. Si por tu trabajo tienes que pasar sentado muchas horas, haz descansos de 15 minutos para caminar, subir escaleras o practicar cualquier otra actividad de pie.

¡Vence la pereza e invierte  media hora al día en tu salud!

Se recomienda que las personas mayores caminen a diario para mantenerse en forma, evitar un estilo de vida sedentario y aumentar su movilidad y autonomía. Está demostrado que caminar mejora la memoria, disminuye el riesgo de cataratas y la mortalidad.

Caminar es seguro tanto para pacientes con cáncer, como par los que lo han superado. Fortalece los huesos y el corazón, mejorara del estado de ánimo, disminuye el linfedema y la fatiga, reduce el riesgo de recurrencias e incrementa las expectativas de vida.

Cuando una persona pasa mucho tiempo en cama, sus músculos se debilitan haciendo que tenga dificultad para moverse o caminar. En estos casos, es muy importante ejercitarse tanto como sea posible para evitar nuevos problemas.

Empieza por tomar paseos cortos con descansos regulares, y ve aumentándolos poco a poco.  Ponte metas realistas y alcanzables, por ejemplo, haz pequeñas caminatas dos o tres veces al día. Usa zapatos con suela anti-derrape, evitando las zapatillas que resbalen fácilmente.

Caminar ayuda a mantener sano tanto tu cuerpo como tu mente. Si estás pasando por una enfermedad o ya la has superado, ¿por qué no empezar hoy mismo con un paseo saludable?

En resumen, muévete más, camina más y recuerda que todo empieza con un primer paso. Ponte las zapatillas y sal a la calle.  Únete al estilo de vida Prevecancer.

xIsiRLngSRWN02yA2BbK_submission-photo-7

Ponte las zapatillas y sal a la calle
Valoras este contenido?