Cuidado del Hogar

“En 1930 se producían en todo el mundo un millón de toneladas de química sintética. En el año 2000 esa cantidad había crecido hasta más de 400 millones de toneladas y finalizada la primera década del siglo XXI esa cantidad podría haberse duplicado.”

( Hogar sin tóxicos, Carlos de Prada).

Muchas de esas sustancias se acumulan en nuestros hogares, pudiendo respirarlas, ingerirlas o absorberlas por la piel.
Nuestro hogar es nuestro refugio, nuestro lugar de descanso, donde compartimos nuestra vida con nuestra familia, y donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo.
Consideramos nuestro hogar como seguro, libre de la contaminación del exterior.
Estamos rodeados de productos sintéticos. En muchas ocasiones estos productos nos facilitan la vida, pero quizás, no sean necesarios, ni debemos pagar con nuestra salud el alto precio de emplearlos.

Prevecancer va a acompañaros a dar un paseo por vuestros hogares, y comprobar si vivimos en una casa realmente libre tóxicos.

Comenzamos nuestra visita :

RECIBIDOR

Nuestra casa es reflejo de nuestra personalidad. El color de las paredes, el tipo de muebles, los olores, nos definen.

 

Para conseguir una sensación de bienestar empleamos ambientadores.

Muchos de estos ambientadores convencionales liberan al ambiente benzeno, ftalatos, formaldehído…

 

La falta de obligatoriedad en especificar todos los compuestos de un producto de higiene, cosmética o limpieza del hogar, hace que todas estas sustancias estén escondidas bajo el nombre de “ fragancia”.

ambientadordomestico 2Es más, en muchas etiquetas advierten del peligro de respirar aerosoles, o de emplear estos ambientadores en lugares que no estén bien ventilados.

 

Como podemos ver en la sección Cuidado Personal, estas sustancias afectan a nuestro sistema inmune, son disruptores endocrinos y en muchos casos se relacionan con problemas reproductivos, alergias y cánceres.

PREVECONSEJOS

ELIGE aceites esenciales naturales o ambientadores ecológicos para ambientar tu hogar.

 

ABSORBE olores y perfuma con bicarbonato impregnado de algún aceite esencial.  Colócalo en un recipiente de cristal con orificios o en una bandeja.

El café es un gran absorbe olores. Puedes emplear los restos de café molido para eliminar malos olores de la nevera.

 

SECA frutas como naranjas, limones, manzanas, son tan decorativas como aromáticas.

 

SALÓN

Punto de encuentro, zona de reuniones familiares y de descanso, el salón es, para la mayoría, la estancia donde más tiempo pasamos en familia, y donde más polvo se acumula.

 

El polvo doméstico contiene centenares de sustancias tóxicas, que aunque se encuentren en cantidades relativamente pequeñas, estamos respirándolas continuamente.

 

Según la EPA ( Agencia de protección ambiental de EEUU), tras estudiar muestras del aire de cientos de casas, en nuestros hogares encontramos más de 400 compuestos químicos, entre ellos tóxicos como residuos del pesticida DDT ( prohibido hace años), ftalatos, PCBs y fragancias sintéticas.

 

De hecho, se encontró una mayor concentración de tóxicos ,como formaldehído, en el interior de los hogares que en el exterior.

 

El formaldehído ( carcinógeno humano reconocido por la OMS) suele añadirse de forma indirecta en los productos de limpieza ,como ocurre en cosmética, en forma de conservantes, que liberan esta sustancia al producto final.

 

La Organización Mundial de la Salud acuñó ya en 1982 el término de “ edifico enfermo”, para explicar un síndrome cuyos síntomas son dolor de cabeza, fatiga mental, irritación ocular y de garganta y sensación de sequedad en las membranas mucosas.

Estos síntomas remiten cuando el trabajador no está en la oficina. Este síndrome es extrapolable a los hogares, denominándose “síndrome de la casa enferma”.

salonOtro gran contaminante de nuestros hogares es el tabaco.

De entre los más de 7000 compuestos químicos que se han identificado en el humo del tabaco, unos 250 son nocivos ( cianuro de hidrógeno, monóxido de carbono, amoniaco…) y aproximadamente 69 son cancerígenos ( arsénico, benceno, cadmio, formaldehído, óxido de etileno, cloruro de vinilo…).

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) advierte que más de 700.000 niños menores de 14 años están expuestos diariamente al humo del tabaco en sus hogares.

Además de cáncer, el humo del tabaco causa a los fumadores pasivos, sobre todo niños, ataques de asma, problemas respiratorios e incrementa el riesgo de infecciones de oídos.

Deja el tabaco, por los tuyos, por ti.

Cada vez son más los estudios que analizan la relación entre los tóxicos ambientales con el cáncer y los resultados son concluyentes, demostrando una mayor incidencia de cáncer, especialmente de pulmón y de mama.

Además existe una gran cantidad de artículos que vinculan estos tóxicos con problemas respiratorios, asma, alergias, sensibilidad química múltiple …

Prevecancer quiere ayudaros a conseguir un entorno saludable donde vivir.

PREVECONSEJOS

VENTILA correctamente tu hogar, disminuirás sobre todo, la acumulación de compuestos orgánicos volátiles. Crea una ventilación cruzada, abriendo ventanas de lados opuestos. Si no dispones de una buena corriente de aire, prueba a “forzar” la ventilación con un ventilador.

 

PURIFICA el aire de toda tu casa.  Con un purificador de aire nos aseguramos de reducir en gran medida los tóxicos ambientales, además de polvo, ácaros y alérgenos.

¿Quieres saber más sobre purificadores ambientales? Conócelos en nuestra tienda.

 

PLANTAS en tu hogar y en tu oficina. Ayudan a capturar contaminantes ambientales, especialmente compuestos orgánicos volátiles como formaldehído, benceno, xileno, tricloroeltileno…

 

Orquídeas para los que estrenan casa, reforman o pintan, ya que liberan el aire de xileno, contaminante habitual de pinturas no ecológicas.

Helecho para liberar al aire de contaminantes como el tolueno, y absorber humedad de algunas dependencias, reduciendo así la proliferación de hongos.

El lirio de la paz ( Spathiphyllum), nos ofrece unas preciosas flores blancas además de eliminar acetona, amoníaco, acetato de etilo, formaldehído, tricloroetileno y xileno.

El clásico potho es una planta resistente, ideal para la oficina y el hogar ya que es muy resistente y libera al aire de monóxido de carbono y formaldehído.

 

ABANDONA el tabaco, tanto por ti, como por los que te rodean.

COCINA

Cocinamos, calentamos, lavamos y en muchos casos también la utilizamos de cuarto de la limpieza.

Las cocinas de nuestros hogares suelen ser el almacén de un sinfín de productos de limpieza, muchos de ellos altamente tóxicos.

Podemos hacernos una idea de la toxicidad de estos productos por los símbolos de peligro que aparecen en los envases, pero no encontraremos un etiquetado que nos diga de qué están compuestos, ya que no lo obliga ninguna ley.

 

Para los que creen que por estar a la venta, esos productos son seguros,  prevecancer lanza una reflexión : ¿Cuántas sustancias comercializadas creen que han sido evaluadas y estudiados sus efectos sobre la salud y el medio ambiente?

 

La respuesta es un jarro de agua fría, de más de 100.000 sustancias, sólo un 1% ha sido analizado.

La industria pone a la venta un producto, y son  las patologías que produce en los usuarios lo que obliga a retirar ese producto de la venta. Y no al revés.

 

Además, cuando se llevan a cabo estos escasos análisis, se analiza la sustancia de manera aislada, sin tener en cuenta el efecto cóctel que se produce en el producto final, o cuando se mezcla con otros productos que encontramos en el hogar.

 

Para los que creen, que las sustancias peligrosa o potencialmente cancerígenas están perfectamente reguladas, y que existen unos límites que si no superamos estamos seguros, prevecancer lanza esta última reflexión:

cocinasparySi una misma sustancia puede ser liberada desde diferentes fuentes, alimentación, higiene personal ,productos de limpieza, pinturas y demás tóxicos , ¿cómo podemos cuantificar ese umbral de seguridad? , ¿qué o quién nos asegura que diariamente no lo sobrepasamos? ¿no es más sencillo evitarlo en la medida posible?.

Quizá no deberíamos asociar la legalidad a la seguridad.

En la cocina empleamos desengrasantes, limpiahornos, desatasca tuberías, detergentes…  un producto de limpieza diferente para cada cosa, pero ¿es realmente necesario?.

La “teoría de la higiene” nos dice que entornos excesivamente asépticos pueden hacer que el sistema inmunológico de los niños no madure adecuadamente, lo que lleva a cabo un mayor riesgo de alergias y asma.

Cuando limpiamos nuestro hogar con productos fuertes, bactericidas, pretendiendo esterilizar hasta el último rincón, no nos estamos dando cuenta de que estamos ensuciando nuestra casa químicamente.

El EWG ( Environmental Working Group), en uno de sus estudios, analizó la presencia de 210 sustancias tóxicas en sangre y orina de la población de Estados unidos.  De las 210 que buscaban , encontraron 167, y lo más alarmante es que cada persona tenía, de media 91 de esas sustancias.

Del total de sustancias que buscaban, 76 son químicos que asocian al cáncer, 79 a problemas de desarrollo y problemas reproductivos, 86 son alteradores hormonales y 94 neurotóxicas.

Estos estudios se repetirán, ampliando el número de sustancias a buscar.

 

Muchos de esos tóxicos llegan a nosotros a través de los productos de limpieza.

La mayoría de disolventes  y desengrasantes contienen compuestos orgánicos volátiles,  los detergentes más utilizados tienen en su composición fenoles, (sustancias tóxicas y grandes contaminantes de las aguas), y suelen estar contaminados con 1,4- dioxano, que queda como residuo después de la elaboración.

 

¿De verdad necesitamos todo esto?.

 

PREVECONSEJOS

 

REDUCE el número de productos de limpieza de tu hogar, y escoge productos libres de tóxicos. Busca sellos de certificación ecológica, y productos con el etiquetado de sus componente. Muchos productos presumen de ser ecológicos sólo por el hecho de no contener fosfatos, pero sí contienen otros tóxicos.

En la tienda de prevecancer tenemos una selección de productos de limpieza certificados. ¡Limpia tu hogar también de tóxicos innecesarios!

 

RECUERDA que una casa limpia no tiene porqué oler a químicos. No es necesario limpiar con productos tan fuertes y tóxicos. Muchas veces una bayeta húmeda y un trapo para secar es más que suficiente.

 

PRECAUCIÓN  con los aerosoles. Limita su uso, y cuando lo hagas, siempre con ventilación. Que sean de presión manual, de esta forma no incorporarán más gases, pero recuerda que el problema de los aerosoles es que llenan el ambiente de sustancias en suspensión

 

VUELVE a lo tradicional, vinagre blanco, bicarbonato, limón e incluso bórax ( con precaución), son limpiadores tan competentes como los actuales.

BAÑO

Es la estancia dónde más meticuloso se es con la limpieza, pero el que haya que desinfectar, no significa que tenga que hacerse con tóxicos.

 

Los productos que empleamos para limpiar nuestras casa, son los que están contaminando nuestras aguas y perjudicando a nuestra salud.

 

Los desinfectantes que empleamos en los baños están formulados a base de cloro o amoniaco.

Actualmente se ha extendido el uso del triclosán en los jabones de manos, detergentes y otros muchos productos de limpieza e higiene, incluyendo pasta y colutorio dental.

 

El triclosán (TCS), es un potente antibacteriano y fungicida, registrado en 1969 en Estados unidos como pesticida.

Es considerado disruptor endocrino, alterando la función de tiroides y hormonas.

 

Según el profesor de Medicina Cardiovascular de la Universidad de California, Nipavan Chiamvimonvat, “ los efectos del triclosán en la función cardíaca son realmente dramáticos; en pacientes con insuficiencia cardíaca subyacente, el triclosán puede tener efectos significativos”.

 

Esto es debido a que el triclosán altera la señalización del ion calcio, imprescindible en la contracción muscular ( entre otras).

 

Las células cardíacas experimentan una subida de los niveles de calcio con cada latido, provocando una contracción y permitiendo expulsar la sangre.

Según estos estudios, el compuesto disminuye en un 25% la cantidad de sangre que expulsa el corazón.

bano2Podría causar problemas a nivel neuronal por la misma causa. Todavía faltan estudios.

Hasta ahora los estudios realizados son en modelos animales, pero tras llevarlos a cabo en diferentes especies y bajo diferentes condiciones, con resultados tan alarmantes, todo indica a que puede tener efectos sobre la salud humana.

De nuevo nos encontramos ante la misma situación. Aunque la concentración de triclosán pueda ser pequeña en un producto, esa cantidad se ve aumentada cuando empleamos jabón, desodorante, pasta de dientes … con este químico.

Cuando hablamos de sustancias capaces de actuar como disruptores endocrinos, no hay concentración mínima segura.

Además, el triclosán es un contaminante que no se elimina tras los tratamientos de aguas residuales, por lo que llega a los ecosistemas fluviales, impidiendo la fotosíntesis de las algas, e interfiriendo en el sistema hormonal de la fauna.

 

En Suecia el uso del triclosán está prohibido. En España sólo está prohibida su fabricación.

¿Porqué antibacterianos en casa?

 

Debido a la psicosis de vivir en entornos estériles, los fabricantes de estos productos otorgaron ese “ valor añadido” a sus productos.

 

Se empezó a emplear en jabones dentro  del entorno quirúrgico. Su salto al hogar es completamente innecesario, ya que no hay ninguna ventaja frente al uso de un jabón tradicional.

 

PREVECONSEJOS

 

CAMBIA los desinfectantes a base de cloro, como la lejía, por vinagre blanco ( de limpieza).

 

DESINFECTAR más a fondo el inodoro con 50 g de Bórax por litro de agua. Emplear poca cantidad (un chorrito) y dejar actuar 15’, y enjuagar.

 

DESATASCAR cañerías, media taza de bicarbonato, un puñado de sal marina, media taza de vinagre y dejar correr un par de litros de agua muy caliente.

 

EVITA jabones, productos de higiene y limpieza con triclosán.

Consulta a tu dentista si padeces gingivitis acerca de alternativas a los tratamientos actuales con triclosán. Sigue los consejos de tu especialista.

DORMITORIO

El dormitorio debe ser un santuario. Un lugar dedicado al descanso y a la felicidad.

Por eso, debemos mantener alejados de esta estancia, todos los aparatos, móviles, tablets… que no nos permitan desconectar.

 

Hay una gran controversia alrededor de si la radiación electromagnética emitida por estos aparatos, tiene repercusiones sobre nuestra salud.

 

Estudios indican que no existe relación entre el cáncer y otras patologías, con el uso del móvil y las radiaciones electromagnéticas, otros estudios dicen lo contrario, que éstas radiaciones son un factor de riesgo para determinados tumores, especialmente gliomas ( neoplasias que se producen en cerebro o médula espinal) y neuromas acústicos ( tumor benigno en el nervio que conecta el oído con el cerebro).

dormitorioCon respecto a las redes WiFi, sucede lo mismo, la comunidad científica no llega a un consenso.

Son tecnologías que levan pocos años entre nosotros, y que están en constante evolución, por lo que es difícil evaluar los posibles efectos a largo plazo.

Lo que sí es cierto, es que , permitiendo entrar a nuestro dormitorio a móviles y similares ( encendidos, claro), puede producirnos un estrés innecesario, y fácil de evitar.

Por otro lado está el dónde dormimos.

Los colchones, almohada y ropa de cama deben proporcionarnos descanso  a la vez que seguridad.

Un estudio reciente, realizado por la Comisión de Seguridad del Consumidor, muestra que en los colchones actuales abundan compuestos químicos que no estaban presentes 20 años atrás.

Los colchones de espuma ( fabricados desde la década de los 60), están compuestos por espuma de poliuretano, que emite compuestos orgánicos volátiles (COVs).

 

Los COVs son sólo una pequeña parte del cóctel de sustancias que iimpregnan colchones y almohadas, como retardantes de la llama.

Estas sustancias ignífugas, como éteres polibromados de difenilo ( PBDE), son sustancias de estructura similar a los pesticidas, que se acumulan en nuestro organismo.

 

Pruebas toxicológicas indican que estos productos pueden causar toxicidad hepática, tiroidea y en el desarrollo neurológico, además de estar relacionados con la formación de tumores.

 

El escritor de “ El dormitorio tóxico”, Walt Bader, con SQM ( Sensibilidad Química Múltiple), mandó analizar varios colchones. Uno de ellos emitía 61 productos químicos diferentes.

 

PREVECONSEJOS

 

APAGA el móvil, el WiFi … a la hora de ir a dormir, o déjalos lejos de la cama.

Si opinas que las radiaciones electromagnéticas pueden afectarte, o si a tu teléfono no dejan de llegar correos o mensajes, prestándoles más atención que a tu descanso, tienes razones más que suficientes para desterrarlo de tu dormitorio.

 

DESCANSA en colchones sin retardantes de fuego y otros tóxicos, de materiales como látex natural 100%, de algodón, lana o de espuma fría.

 

ELIGE ropa de cama y fundas de almohada, colchón y nórdico de algodón.

Dulces sueños…

EL CUARTO DE LOS NIÑOS

Los niños son más sensibles a los tóxicos de su entorno.

Respiran más veces por minuto que los adultos ( el doble, incluso más dependiendo de la edad), están más cerca del suelo y suelen llevarse las manos a la boca.

Además su piel es más permeable, y en proporción, comen y beben más que los mayores.

 

Todos estos factores, sumados a que sus sistemas inmunes no han madurado provoca que acumulen más contaminantes que los adultos, y que sean más sensibles a sus efectos.

 

Procúrales un ambiente donde crecer libre de tóxicos.

 

Pintar las paredes de tu hogar, por lo general, no es algo que se haga a menudo. Con el cuarto de los niños no ocurre lo mismo. Crecen, y sus gustos van cambiando, su personalidad se va forjando, y el color de su habitación, suele ser acorde a estos sentimientos.

Las pinturas tradicionales, tienen un promedio de 150 componentes químicos catalogados como cancerígenos, además del impacto ambiental que provoca su fabricación.

 

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, las pinturas no ecológicas pueden emitir sustancias como benceno, tolueno, xileno, etanol, ftalatos, éteres de glicol y otros compuestos orgánicos volátiles (COV).

Además estas emisiones no finalizan tras secar la pintura, sino que se liberan tóxicos al aire durante años.

 

Recientemente se han establecido algunas normas ambientales que requieren que los fabricantes reduzcan los compuestos que generen COVs de sus productos.

El límite de estas emisiones está fijado en 500 g/l, y debería estar indicado en las etiquetas, según la normativa del año 2010.

No obstante, aunque se haya reducido, no se ha eliminado. Con el paso de los años este límite se ha ido haciendo más pequeño. Las normativas, al fin y al cabo, llegan a un punto medio entre los intereses de la industria, y la salud de los ciudadanos.

habitacionninosLos COVs son perjudiciales, y debemos tratar de evitarlos, aunque las leyes permitan su presencia en infinidad de productos.

Estas sustancias entre otras, que componen las pinturas, como metales pesados empleados en los pigmentos, han sido asociadas a problemas respiratorios, alergias y también a daños en el sistema nervioso y cáncer.

Las pinturas están compuestas por aglutinantes, pigmentos y disolventes. En las pinturas naturales, o ecológicas, como aglutinantes se emplean resinas naturales y aceites como el de linaza. Los pigmentos se elaboran a base de plantas o minerales y los disolventes más empleados se obtiene de cítricos.

Al no componer componentes plásticos, crean una capa porosa, evitando los desconchados producidos por la humedad, hongos y malos olores.

Además, no se cargan electrostáticamente, por lo que no atraen el polvo, y se ensucian menos que las tradicionales.

Hay que ser especialmente cuidadosos si decidimos pintar o barnizar juguetes o muebles, ya que van a estar en contacto directo con los más pequeños. Una pintura sin tóxicos es una elección segura.

 

Los muebles pueden desprender también sustancias que están contaminando nuestro hogar.

En la madera conglomerada, las partículas son unidas con colas muy fuertes, que liberan durante años formaldehído, que como vemos en la sección Cuidado Personal, es reconocido como carcinógeno.

Las maderas tratadas también desprenden tóxicos, ya que son impregnadas de conservantes, como el polémico pentaclorofenol, creosota, arsénico, lindano, permetrina.

 

Al igual que en pinturas, existe una amplia gama de barnices naturales, no tóxicos, y otros tratamientos para sellar la madera como el aceite de linaza o cera de abeja.

 

Los juguetes son otro motivo de alerta, especialmente para lo niños más pequeños.

En la sección Pequepreveconsejos os explicamos que debéis evitar los juguetes de PVC, ya que desprenden ftalatos, que son fuertes disruptores endocrinos, actuando como hormonas.

 

Los aromas, especialmente en estas estancias, deben ser de origen natural, como veíamos al principio de la sección.

 

PREVECONSEJOS

 

PINTURAS naturales para todo tu hogar, especialmente en lugares donde haya niños.

Recuerda que son más sensibles a los tóxicos.

 

ASEGÚRATE de que todas las pinturas con las que pueden tener contacto los más pequeños,  incluidas las de trabajos manuales, son naturales, que no contienen tóxicos en su composición.

Para esto, busca certificaciones en las etiquetas, y no te conformes con las que sólo hayan reducido los COVs, ya que esconden más tóxicos.

 

LA MADERA, madera, y si está tratada, que lo esté con productos naturales.

Si se van a emplear otros materiales, averiguar la procedencia, y con qué han sido tratados.

 

AMBIENTA el interior de armarios y cajones con bolsitas de tela con flores y frutas secas, o bien, impregna bolitas de algodón con 4 o 5 gotas de algún aceite esencial.

Crea un ambiente saludable para los tuyos.

Cuidado de tu hogar
5 (100%) 1 vote