Consejos para los más peques

Os presentamos una serie de consejos destinados a los pequeños de la casa

No lo saben todavía, pero de ellos depende que esta sociedad evolucione, de que los cambios que os proponemos se afiancen en el tiempo, así que tienen una gran responsabilidad

Y nosotros, los adultos, debemos ser consecuentes, y ofrecerles las herramientas para cambiar el mundo.

Los niños, aunque reflejo de su madre, o de su padre, no son como nosotros. Son personitas, mucho más sensibles a los agentes nocivos que nos rodean, por eso debemos prestar mucha atención a sus necesidades reales.

REPOSTERÍA

Los niños están llenos de vitalidad, por ello necesitan energía. Una gran fuente de energía son los hidratos de carbono que pueden ofrecer el pan o los bizcochos.

La repostería está bien, siempre y cuando conozcamos todos sus ingredientes, por eso prevecancer os recomienda alejar a vuestros pequeños de la repostería industrial.

La bollería industrial está cargada de azúcares, harinas refinadas y grasas.

Las grasas que se incorporan a la bollería industrial, son “grasas de origen vegetal”,  pero esto no quiere decir que sean saludables, ya que suelen emplearse aceites de coco y de palma.

reposteriaEstos aceites, son ricos en grasas saturadas,  elevando los niveles de colesterol LDL ( el famoso colesterol malo), lo que con el tiempo, lleva a problemas cardiovasculares y  obesidad.

 

Además el uso extendido de las grasas trans hace más nocivo el consumo de repostería industrial.

 

Las grasas trans, son grasas que han sido hidrogenadas, o parcialmente hidrogenadas. De esta manera, los aceites líquidos se solidifican ( margarinas), y los ácido grasos insaturados, pasan a ser saturados. Se emplean en la industria por su bajo coste, y porque se conservan durante más tiempo sin enranciarse.

Ampliamente conocida es la relación entre obesidad y cáncer. La relación es más estrecha aún cuando hablamos de cáncer de mama, próstata, colon y páncreas.

 

Para tus pasteles o bizcochos, emplea aceite de oliva ecológico virgen extra. Si consideras que tiene un sabor muy intenso, escoge las variedades suaves.

 

Por otro lado, los azúcares refinados. Además de aportar calorías a unos alimentos ya muy calóricos, el azúcar “alimenta” las células cancerosas.

Es importante inculcar hábitos saludables desde la infancia.

Para realizar un bizcocho esponjoso y sabroso, no hay por qué emplear azúcares refinados. Azúcar ecológico de coco, o néctar de ágave endulzarán tus recetas de la manera más sana.

PEQUEPREVECONSEJOS

ENDULZA tus recetas con  stevia, néctar de ágave, o azúcar ecológico de coco.

 

HARINAS ecológicas de espelta trigo serraceno harán las delicias de los nuestros, siendo éstos cereales integrales, y que no han sufrido tantas modificaciones como el trigo. Empleando estas harinas ayudaremos a los nuestros a reducir las posibles intolerancias al trigo.

 

PRUEBA con leches vegetales, como la leche de avena. De esta manera, la repostería que cocinemos será la más adecuada, tanto para niños como para adultos.

 

AÑADE cacao puro ecológico o harina de algarroba. Se beneficiarán de lar virtudes del chocolate, y disfrutarán con su sabor.

 

MEZCLA diferentes frutas, frutos secos y especias en tus recetas. El jengibre, gran aliado prevecancer, aporta un aroma intenso, que hace más apetitosos tus dulces.

Los frutos rojos son excelentes antioxidantes, inhiben el crecimiento de células cancerosas, y resultan sabrosos y llamativos para los pequeños.

Las avellanas y las nueces son muy ricas en potasio, ácidos grasos insaturados y vitaminas.

CREMAS DE CACAO Y MERMELADAS

El problema de los azúcares refinados está presente en casi todos los productos de origen industrial que podemos adquirir.

Podemos evitarlos preparando sus desayunos o meriendas con  mermeladas ecológicas endulzadas con ágave o con stevia, cremas ecológicas de frutos secos , o preparando nosotros mismos sus cremas favoritas, como la crema de cacao.

mermelada

 

PEQUEPREVECONSEJOS

 

 

ENSÉÑALES  que el azúcar no tiene que formar parte de su dieta, y a disfrutar del sabor original de los alimentos.

 

ATRÉVETE a preparar mermeladas o cremas de cacao tú mismo. En el Blog de prevecancer, contamos con un apartado de recetas, donde compartimos ideas  deliciosas y sanas.

 

AVELLANAS, leche vegetal ( almendras, avena…), cacao puro y ágave es todo lo que necesitas para preparar una rica crema de cacao para los más peques, y para toda la familia!

SNACKS SALUDABLES

Es curiosa la manera de recompensar a los pequeños de la casa. Les premiamos con chucherías y ganchitos, siendo estos snacks nocivos para su salud ( y para la nuestra).

 

Además, hemos convertido a la excepción en la regla, ya que patatas o gominolas, son consumidas prácticamente a diario por los niños.

 

La comida basura, entre la que se incluyen estos aperitivos y dulces, van de la mano con enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, anemia, problemas de digestión, falta de crecimiento y falta de concentración y rendimiento escolar.

 

No sólo tenemos que fijarnos en los efectos negativos en su salud a corto plazo, si no que, estamos creando una sociedad que hace uso y abuso de este tipo de “alimentos” (alimentos que no alimentan).

 

Educando a los más pequeños en un estilo de vida saludable, y haciéndoles tomar conciencia de la importancia de saberse alimentar, conseguiremos que sean ellos mismos los que escojan snacks nutritivos en un futuro, y que sean una sociedad que no recurra a  la comida basura.

 

CHUCHERÍAS

 

Nos enfrentamos ante dos problemáticas, los azúcares refinados y los aditivos alimentarios.

chuchesComo podemos ver en la sección Preveconsejos, lo ideal es erradicar el azúcar refinado de nuestra alimentación.

El azúcar refinado ha perdido todos los nutrientes y contribuye al desarrollo de un sinfín de enfermedades, como obesidad, diabetes, caries, hiperactividad, osteoporosis… además de estimular el crecimiento tumoral.

 

Los aditivos como colorantes, espesantes y conservantes, son el otro gran inconveniente de las gominolas.

Muchos de ellos son de origen sintético, y están relacionados con hiperactividad, alergias, procesos asmáticos, daño cromosómico y formación de tumores.

Tanto la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria como su homóloga española, aconsejan a los padres que crean que sus hijos muestran signos de hiperactividad, eviten darles alimentos con colorantes y conservantes. Además la ley obliga a etiquetar estos productos con este mensaje :  ‘puede tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención de los niños’.

 

Los colorantes sintéticos no tienen ninguna utilidad gastronómica, simplemente se emplean para que el aspecto del producto final sea más atractivo, por lo que son completamente prescindibles.

 

En los países nórdicos están prohibidos casi todos los colorantes, comenzado por la Tartrazina (E-102), colorante alimentario de la familia de los azólicos.

Es un colorante permitido en España, pero existe gran controversia, ya que muchos colorantes azoicos han demostrado ser cancerígenos.

 

La mayoría de estos colorantes, conservantes, espesantes… tienen un consumo máximo autorizado. Por debajo de este consumo pueden ser “ inofensivos” ( siempre y cuando no se acumulen en nuestro organismo), pero un consumo superior puede acarrear todas las patologías anteriormente citadas.

 

¿Cómo podemos calcular qué cantidad de aditivos estamos ingiriendo a diario?

No podemos.

 

¿Qué podemos hacer?

 

 

PEQUEPREVENCOSEJOS

 

 

Todos estos aditivos, colorantes, conservantes… están prohibidos en los alimentos orgánicos certificados.

 

OFRECE a los tuyos chucherías saludables como frutas deshidratadas, frutas con chocolate negro, frutos secos o  gominolas ecológicas, a base de zumos de frutas.

 

DIVIÉRTELES en la cocina fabricando sus propias chucherías, con sus frutas favoritas! ¿Quieres saber cómo? Visita nuestra sección de recetas en el Blog!.

 

PALOMITAS DE MICROONDAS

 

Las palomitas de maíz son un aperitivo muy saludable. El maíz es una gran fuente de fibra soluble, vitaminas de grupo B ( como B1, B7, ácido fólico…), vitamina A, potasio, magnesio, hierro fósforo, cinc y manganeso.

 

Entonces, si el maíz es  un alimento tan nutritivo, ¿porqué las palomitas de microondas resultan nocivas para nuestra salud?.

La respuesta está en los envases, en los aditivos y saborizantes.

palomitasComo muchos envases de comida rápida, las bolsas de palomitas contienen químicos como el PFOA ( ácido perfluorooctanoico, empleado también en el proceso de adhesión del teflón a los utensilios de cocina), para impermeabilizar a la bolsa de las grasas.

 

Este producto, Según un estudio efectuado por la Universidad de California, Los Ángeles, se podrían asociar con la infertilidad en humanos, y ha sido vinculado con diversos tipos de cáncer. En laboratorio causaron cáncer de hígado, testicular y pancreático en animales.

El  “sabor a mantequilla”, lo otorga una sustancia llamada diacetilo. Se encuentra también en algunas margarinas, snacks y caramelos.

Según revela un nuevo estudio de la universidad de Minessota (EEUU), el diacetilo aumenta el riesgo de padecer alzhéimer, ya que su estructura es muy similar a la sustancia que provoca la precipitación de proteínas en el cerebro, y formen las placas causantes de esta enfermedad.

 

 

PEQUEPREVECONSEJOS

 

 

REVISA el paquete que contiene a las palomitas de microondas, y asegúrate de que sea libre de PFOA.

 

HAZ tus propias palomitas caseras.

 

Con maíz ecológico, una olla, y una capa fina de aceite de oliva virgen extra que cubra el fondo del recipiente, nos aseguramos de disfrutar en familia de un snack saludable y divertido.

Cubrimos la superficie de la olla con los granos de maíz. Es importante que todos los granos están en contacto con la olla, si no, no estallarán.

Calentamos la olla a fuego medio, removiendo constantemente hasta que el primer grano estalle. Entonces, tapamos la olla y bajamos un poco el fuego.

Tras 3 o 4 segundo sin que ningún grano explote, podemos retirar nuestras palomitas del fuego.

Añadiremos un poco de sal, ya que recordemos que la sal debemos ingerirla con moderación.

 

Para los más dulces, prevecancer tiene una alternativa natural.

En lugar de emplear azúcar para formar caramelo, calentaremos 6 cucharadas de sirope ágave y sal ( si no la hemos añadido previamente). Vertemos el sirope de ágave sobre las palomitas, mezclándolo con dos cucharas de madera, esperamos a que el sirope se enfríe, y a disfrutarlas!

PRECAUCIÓN CON LOS PLÁSTICOS

 

Como hemos visto en la sección Utensilios de Cocina, los plásticos contienen en su composición una larga lista de sustancias químicas, unas inocuas para nuestro organismo, y otras realmente perjudiciales.

 

Algunas de estas sustancias nocivas actúan como xenobióticos o disruptores endocrinos, comportándose cómo estrógenos, interfiriendo en el funcionamiento de nuestro sistema hormonal, y traduciéndose en aumento en los trastornos de fertilidad, y en los cánceres asociados a hormonas, como el de mama o próstata.

chupeteAdemás, se relacionan los disruptores endocrinos que encontramos en los plásticos con  un mayor riesgo de sufrir pubertad precoz en niñas,  hiperactividad, asma, obesidad y diabetes.

Los niños son más sensibles a estos tóxicos, y si no los reconocemos y evitamos su uso, les estamos exponiendo durante sus vidas a estas sustancias.

Los aditivos como Bisfenol A, Alquilfenoles , Ftalatos y PBC’s se liberan de la estructura plástica, como lo demuestran los estudios de FS Vom Saal desde 1999.

Para que se produzca esta liberación, no son necesarias condiciones extrañas, basta con aumentar la temperatura, o almacenarlos durante largos períodos.

PEQUEPREVECONSEJOS

 

 

CALENTAR la comida en envases de vidrio o cerámica, NUNCA en plásticos.

Al calentar alimentos en ellos, o introducir alimentos en estos recipientes estamos provocando la liberación de tóxicos.

 

SIN BPA. Cuando sea inevitable el uso de plásticos a la hora de alimentar a nuestros pequeños, escoger aquellos considerados seguros, sin Bisfenol A.

Los plásticos catalogados con un 2 ( HDPE, Polietileno de alta densidad), un 4 (LDPE, polietileno de baja densidad) y un 5 (PP, Polipropileno), son los considerados plásticos seguros.

El número 7 en el símbolo de reciclado nos indica la presencia de Bisfenol A.

Actualmente encontraremos muchos productos sin BPA, que se están fabricando con otros subtipos de Bisfenol, de los que no se conocen efectos a largo plazo, por su escaso tiempo en el mercado. Por ello, trata de evitar los plásticos catalogados con el número 7, aunque especifique que son libres de BPA.

 

Recordar que aunque sean plásticos considerados seguros, nunca los emplearemos para calentar alimentos.

JABONES SIN TRICLOSÁN

lavar manosEl triclosán es un potente antibacteriano y antifúngico, que se emplea con gran profusión en jabones, cosméticos, productos de limpieza, por ser un agente desinfectante.

En el hogar, no son necesarios, y aún menos para lavarnos las manos, ya que no supone ningún beneficio frente a lavarse las manos con agua y jabón tradicional.

El triclosán, además de eliminar bacterias, de las que, por otro lado, no podemos permanecer aislados, es otro disruptor endocrino, por lo que debemos evitarlo.

SIN CLORO NI FRAGANCIA

 

Uno de los ingredientes en la mayoría de toallitas y cremas para el cuidado de los niños es la “fragancia”.

 

Con el término fragancia, incluimos una serie de compuestos, muchos de ellos tóxicos, que por ser baratos y de fácil producción, se incluyen en productos de higiene personal, colonias, detergentes y suavizantes.

 

Como la legislación no obliga a especificar qué químicos componen esas fragancias, no podemos saber si esa fragancia está compuesta por aceites esenciales naturales, o por compuestos orgánicos volátiles, muchos de ellos catalogados como tóxicos.

 

Según estudios realizados en Estados Unidos por el Environmental Working Group ( EWG), casi la mitad de productos que contienen “fragancia” en su composición, emiten uno o más contaminantes cancerígenos como el 1,4-dioxano ( consulta la sección Cuidado Personal para más información), formaldehído, cloruro de metileno

 

El riesgo se incrementa, ya que las compañías juegan con diferentes componentes para formular sus fragancias, creando éstos un “efecto cóctel”.

panalesEl cloro, además de ser un agente bactericida, se emplea como blanqueador de fibras textiles.

Los pañales, sin ir más lejos, están blanqueados con cloro, generando dioxinas en pequeñas cantidades.

 

Las dioxinas son sustancias tóxicas y carcinogénicas y prácticamente omnipresentes en el mundo en el que vivimos.

 

Se controla su presencia en alimentación, esperando que no afecten a la salud humana, pero no en el restos de productos diarios.

La OMS determina que “en vista del alto potencial de toxicidad de este tipo de compuestos, es preciso realizar esfuerzos por reducir los actuales niveles de exposición”.

 

Aunque la cantidad de dioxinas encontradas en pañales es pequeña, ¿por qué no evitarla?. Además, son grandes contaminantes medioambientales.

 

Cabe añadir que tanto los tóxicos procedentes de las fragancias, como las dioxinas procedentes de reacciones con cloro, afectan en mayor medida a niños y bebés, por lo que debemos reducir esos tóxicos tanto como podamos, desde el embarazo.

JUGUETES SIN PVC

 

“ Los juguetes destinados a ser introducidos en la boca por niños menores de tres años y que contengan ftalatos están prohibidos en toda la Unión Europea (UE), al igual que la importación de estos productos.”

Directiva 2005/84/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 14 diciembre de 2005.

 

Lo que en 1998 comenzó como una recomendación, el evitar los productos de PVC no rígidos en niños menores de tres años, se convirtió en 2005 en una ley.

 

No obstante, conviene ser precavidos y evitar estos productos, ya sean mordedores, juguetes, o todo aquello que puedan llevarse a la boca los más pequeños.

juguetesLa causa principal, los ftalatos, sustancias químicas que otorgan al PVC, rígido en origen, flexibilidad.

 

Los ftalatos actúan como alteradores endocrinos con efectos estrogénicos, antiestrogénicos y citotóxicos.

 

Se relacionan además con problemas reproductivos, patologías asociadas al desarrollo sexual y disminución de la fertilidad, especialmente en neonatos varones

 

Otro problema añadido son de nuevo, los las dioxinas generadas en el proceso, ya que se consumen grandes cantidades de cloro ( PVC = policloruro de vinilo).

 

Si bien es cierto que las dioxinas se generan como subproducto no deseado, que la concentración que podemos encontrar es pequeña, el problema está en la acumulación.

Encontramos dioxinas en alimentación, cosmética, juguetes, pinturas… y parece que porque algo, de manera aislada, contenga una pequeña concentración de éstas, no va a resultar nocivo. Pero todo suma, y si podemos evitarlas, ¿por qué no hacerlo?.

 

 

PEQUEPREVECONSEJOS

 

 

APRENDE a identificar el PVC. Cuando en un envase no especifica si es PVC buscad el símbolo de reciclaje con un 3 en su interior.

 

IR un poco más allá. Además de los juguetes, podemos tratar de evitar el PVC en productos que los pequeños pueden llevarse a la boca, como productos para el hogar o de decoración.

 

MUJERES embarazas y en época de lactancia, también deben ser precavidas con su exposición a los ftalatos y dioxinas, ya que son sustancias que migran con facilidad.


 

Pequepreveconsejos
Valoras este contenido?