Nuevo avance para la radioterapia

Aproximadamente la mitad de los pacientes con cáncer reciben radioterapia como parte de su tratamiento.

¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia es un tratamiento oncológico que utiliza rayos de alta energía, rayos X, para destruir las células cancerosas. Se trata de un procedimiento local, que afecta exclusivamente las células cancerosas del área tratada.

Al ser un tratamiento localizado, puede parecer, en principio, que la radioterapia es la mejor opción frente a un proceso tumoral. Pero no todo es tan sencillo como parece. Los haces de rayos X atraviesan tanto tejidos sanos como cancerosos. Al mismo tiempo que elimina células enfermas puede ocasionar daños a los tejidos sanos circundantes, por lo que pueden aparecer efectos secundarios.

radioterapiaEsto es especialmente importante cuando se tratan áreas cercanas a órganos vitales como los pulmones, el corazón, el hígado…, y también cuando se tratan cánceres infantiles, cuyos cuerpos aún están creciendo y desarrollándose.

Destruir células cancerosas sin afectar al tejido sano adyacente ha sido durante años el objetivo de muchas investigaciones médicas. Fruto de estas investigaciones es la Radioterapia de protones, técnica que no sólo está atrayendo la atención de los oncólogos, sino también de los medios de comunicación, sobre todo después del caso del niño británico Ashya King.

¿Qué es la radioterapia de protones? ¿Qué ventajas ofrece frente a la convencional?

La terapia de protones es un tipo de radioterapia externa avanzada que utiliza un haz de protones, en lugar de rayos X, para aplicar la radiación directamente al tumor. Los protones se concentran con mucha mayor precisión en el tejido tumoral, disminuyendo apreciablemente la cantidad de radiación administrada a los órganos que lo rodean. Y, por tanto, el daño.Además permite utilizar dosis de radiación mucho más altas.radioterapiacomparada2

El obstáculo de la terapia de protones son los tumores móviles, como son los de hígado o pulmón. El movimiento de dichos órganos dificulta la administración precisa de la dosis. Esta semana se presentaba en Barcelona una técnica de administración llamada reescaneo, que ayuda a disipar el efecto de movimiento durante la administración de la radioterapia de protones sobre el cáncer de pulmón.pulmones

El equipo de Rosalind Perrin, del Centro de Terapia de Protones del Instituto Paul Scherrer (Suiza), afirma que está técnica permite promediar la dosis impartida al tumor en movimiento y, también, reducir el efecto del movimiento en la dosis administrada al mismo. Dada la alta sensibilidad del pulmón a la radiación, así como su cercanía a órganos vitales como el corazón, la médula o el estómago, resulta particularmente necesario minimizar el daño a los tejidos sanos cercanos.

El próximo reto, la radioterapia de protones al alcance la práctica clínica.

El tratamiento es relativamente nuevo y muy caro porque requiere equipos muy especializados. De hecho, no se aplica en ningún centro de nuestro país. Ahora bien, si los estudios clínicos siguen demostrando los beneficios la terapia de protones para ciertos tipos de cáncer, el sistema público de salud debería incorporar este tratamiento entre sus listas.

¿Quieres saber más acerca del cáncer? ¿Qué es? ¿Necesitas ayuda? En Prevecancer te informamos y te enseñamos a prevenir.

Un nuevo avance para la radioterapia.
Valoras este contenido?